Autor: Vicente Estudillo
A MI MADRE…..Con todo el amor del mundo………..Comienzo a sentir los estragos de la nostalgia, de la tristeza de dejar a mis padres inermes, y solitos mis viejitos. Comienzo, como siempre me pasa, a evocar momentos como cuando deje por vez primera la casa, uno a uno se arremolinan los sentimientos, esta soledad abrazadora que me estruja el corazon, hace que mi sangre, fluya con mayor celeridad, inspiro profundamente al cerrar los ojos y decir; gracias Dios mio por tenerlos aun conmigo, aunque distantes, pero aun estan. Me arrodillo ante la autora de mis dias, quien me pide que me acerque, su voz suave, lenta y arrulladora, me llama cerca de su rostro y me dirige su bendicion, como siempre lo hace con cada viaje de despedida, ella dice que sera el ultimo – dejame tocar esa carita mi Chentillo. Asi me llaman desde niño, ella, mi padre, mis hermanos y tambien algunos de mis amigos mas cercanos lo saben, y pasa su mano calida y aterciopelada en mi frente. Esas manos que tienen el color de una rosa tierna y de un tenue color rosa. Mis ojos como sutil cascada hacen que emerjan mis lagrimas, entonces ella, levanta pausadamente sus manitas fragiles, e igual como lo hacia como cuando era niño, las desliza por mi cara, y de sus ojos intentan salir sus lagrimas, pero luego dice -ya no puedo llorar, ya no tengo lagrimas, pero mis ojos en sintonia con los de ella, hacen que surjan mas lagrimas de los mios. Humedece sus dedos con mis lagrimas y en forma casi perfecta, digo casi, porque el temblor de sus brazos le impiden una accion completa, se lleva mis lagrimas a sus ojos, y los humedece una y otra vez, lo mismo hace en toda su carita. Parte de mi cara que toca, hace lo mismo con la de ella, se que me quiere tener por siempre como yo tambien con ella, quiere grabar cada poro de mi piel, quiere guardar cada surco o elevacion de mi rostro,ella no nota en ti el paso del tiempo, sigues siendo su niño, ella dice que se siente cada vez mas debil, ella no ve el dolor en tu rostro, no ve el sufrimiento que puedes mostrar en ti, ella lo intuye, lo siente, por eso cierra sus ojos, y quisiera en ese momento absorver si hay algo malo en tu ser, porque asi es una madre, te conoce y te sigue viendo como que no pasara el tiempo, porque sigues siendo su hijit@. Me da su bendicion, le brindo un beso en la mejilla, y asi arrodillado como estoy, pongo mi cabeza en su pecho. Algunas lagrimas aun alcanzan a humedecer el area cercana a su corazon, alli esta su pecho, su fortaleza, donde reside todo su amor, todo su cariño, Ese pecho que sirvio como fuente, del cual broto el primer alimento que mi boca probo, como fuentes de alba ilusion alimentaron tambien mi amor y mi fe hacia ella, que hasta el dia de hoy sigue siendo ferrea e inquebrantable. Mi padre testigo de la escena, tambien participa en el momento, y suspira y suspira – viejita, ya se va Chentillo. Me levanto, y tambien a el, por ser autor de mis dias, el debo lo poco o lo mucho que soy. El si llora, sus lagrimas humedecen mi hombro, aun esta fuerte y su abrazo protector me da animos y me alienta. Ya a punto de despedirme llega una persona a llevarle la eucaristia, y ella postradita en su cama, con voz que parece canturrear se une a el pequeño sermon que llleva la oficiadora, pide perdon, ruega por nosotros los pecadores, y el Amen….le depositan la hostia en su boquita que como alas de mariposa empieza a abrirse al mundo, asi abre ella un instante sus labios, y recibe el cuerpo de cristo, se recorforta, se tranquiliza. Necesita un traguito de agua para poder pasar la hostia, porque tambien sus glandulas salivales, al igual que las lagrimales se le han ido marchitando, entonces yo la ayudo a levantarse, la tomo de ambos hombros y la acerco a mi pecho, y me separo un poquito para poder ponerle el vasito con agua y que absorva tan preciado liquido. Luego se despide de la persona que la comulgo, y me dice – vuelveme a acostar papacito. Alcanza a musitar antes de que se quede dormidita; que Dios te bendiga, abraza a tus hermanos, diles que los quiero. Y salgo de la casa de mis padres, de mi hogar de la infancia, donde se formaron mis primeros sueños de niño, voy camino a casa a hora en busca de mis niños y sentir su fuerza tierna, y placentera, su amor inocente que me llena y me motiva.

 QUE MUERTE QUIERES…….como te estás muriendo; en una silente habitación tapizada de pálidas paredes, teniendo sobre ti un techo tímido y silente. Como te estás muriendo; sin haber puesto tus plantas sobre un montón de ramas y hojas secas, sin haber sentido su crepitación; te estás abrazando a ti mismo, sin haber siquiera abrazado un árbol. Como se te está yendo la vida; lleno de amarguras, lleno de tristezas. Sin siquiera haber derramado una tímida lágrima por creerte muy fuerte. Como te estás apagando de la vida; solo, quieto, escondido, con miedo al olvido. Dime cómo estás pasando estos días que en ti no parecen días, eres preso del rencor, del olvido, de la melancolía? Como se te van los minutos, los segundos del reloj de la vida, los conviertes en horas, los conviertes en días? Como estás dejando esta vida; arreglaste tus mudanzas, haz pecado más de una vez, te han perdonado tantas veces como luceros hay en el cielo. Si te vas, el árbol que haz plantado esta firme y en tierra seguro, y que de sus ramas solo cosechen buenos frutos. Si te estás muriendo sin preparar tu partida, haz la maleta, pinta tus paredes, ponle color a tus días, no dejes que otro lo haga por ti, camina descalzo, siente el calor de las piedras o lo tibio del agua de un ojo de agua. De qué manera estás escogiendo morirte; solo, feliz, acompañado, no importa si es tu mujer, tu perro o tu gato. Escoge morirte como las águilas en las alturas, porque hasta en ese momento hay que mostrar la mejor actitud.

A 8 días de tu partida querida Madre Ana Maria Tu ausencia que como un yelmo, cada día pesa mas a mi alma Vicente Estudillo A MI MADRE
Qué difícil escoger la primera palabra con la que debo de comenzar un poema no tan difícil, si al escribir se habla y se dicen en él cosas bellas. No estoy falto para decir verdades cuando soy yo, quien mismo lo piensa porque soy hijo y tengo una madre porque soy fruto y árboles son mis padres. Estos versos son para mi madre para la mujer que con su gracia me llenó de vida, mi vida que hable que al hablar no obra con falacia. Que diga la verdad cuán pura es todo lo que ella representa porque me dio su vida, su ser su amor, y la sonrisa más tierna. Madre, tú que más de una vez has estado a mi lado como madre y amiga también cuando lo he necesitado por lo que quisiera regalarte no solamente un día de felicidad si no mi corazón entregarte que es parte de lo que me has dado ya. Has de saber madre que en éste día tan bello en que el sol brilla como nunca detienen los pájaros su vuelo y el niño duerme en su cuna. Estoy recordando las horas buenas que has sabido dar a mi vida en mi angustia, tu palabra tan serena en la enfermedad, el remedio que alivia pienso en ti, se borran las penas y recobro en mi la fe perdida. Es cierto, hay horas de sufrir y cuando sufres también lloras por lo que quiero que esas horas se olviden por siempre de ti. Madre palabra bella que existes en un organismo humano y que con tu gracia diste nueva simiente de hermanos en ese sueño que tejiste con la calidez de tus manos. Madre de inagotable ciencia llena de arrullos y de cariños en tus cabellos plateados de trenzas tejí mis primeros sueños de niño. El universo entero te proclama eres cual incesante hoguera que reanima el fuego de las brasas madre eres por doquiera la vida en cada pueblo, en cada casa. Tus cabellos trenzados en flor como bellas rosas blancas dibujan la forma de amor con esa tu sonrisa santa. Grita mi pecho abierto al viento mi fe y mi esperanza siempre tuyas y como niño mis sentimientos duermen en tus brazos, los arrullas porque eres madre de mis pensamientos la sagrada e indestructible cuna. CARTA A MI MADRE Madre, tú siempre en espera de mis cartas mis líneas que nunca llegaron a tí muchas veces porque mi prisa era tanta que ni tan sólo un saludo te podía escribir. Y aunque tú, sin conocer las letras sabes el significado de cada palabra porque no es necesario ir a la escuela para que afloren los sentimientos del alma. Siempre escuchando el silbato del cartero que se perdía en la lejanía del poblado férrea era tu esperanza con cada día nuevo deseando que pronto una llegara a tu lado. Meciéndose el recuerdo como en hamaca tejidas por manos artesanas pasaban las estaciones y ninguna carta pero seguían firmes tus esperanzas, vanas. Y hoy que ha pasado tanto tiempo tus cabellos lucen rosas blancas yo, con mis lágrimas estoy escribiendo y acentuando ésta triste carta. Deseando que pronto llegue a tu lado y sea un rayo de luz en tu mirar y sientas en ella tenerme entre tus manos como cuando aún no podía caminar. Y es que no sólo una, si no muchas veces creí tener para ti, todo el tiempo del mundo sabiendo que me alimentaste más de nueve meses y yo, sin poder brindarte ni un segundo. Por eso madre, el día de hoy son mis líneas el más claro testigo y aunque mínima la excusa que te doy tú la engrandeces por ser tu hijo. Madre, te escribo para decirte que nunca has dejado de ser de mi vida lucero que hasta en mis noches tristes ha sido su luz la que ilumina mi sendero por eso querida madre, antes de irte déjame decirte, lo mucho que te quiero. A TI MADRECITA A ti madrecita La infatigable anciana A la que hoy mi sentimiento recita Sabiendo que piensa en mí cada mañana Y que al pensarme tan lejano Su corazón se agita Haciendo que broten lagrimas Que humedecen al blanco paño. A ti madrecita Que con el paso de los años Nunca para dios tuviste reclamos Con la humildad que vistió la vida Si no por el contrario Fuiste con el siempre agradecida Por habernos tendido la mano Cuando más lo necesitamos Ya fuera de noche, ya fuera de día Hasta hacernos caminar sin tus manos Que hoy son guía de nuestros pasos A ti madrecita Nacida de humilde cuna De amor firme y perenne Transparente como el velo de la luna Por tenerte junto a mí No imaginas cuán grande seria mi fortuna Y sabiéndote lejos de aquí Vuelve a mi mente una canción de cuna Con la cual me arrullabas para dormir Me sueño en tu regazo y soy feliz A ti madrecita Que sufres, ríes y lloras Pensando en tus hijos cada hora Rogando que el mañana para ellos Sea siempre bueno y claro Y te recuerden No tan solo una vez al año Anden donde anden Con cada desertar Del sol brillante O de días nublados A ti madrecita Porque eres lo que más amo.

El corazón puede ahogar a la mente, cuando la sangre fluye de regreso a el….
Parte de tu olvido: Estoy comenzado a pensar que esta locura pasajera se está aferrando a mi, está prendida a ms sentidos. Se queda quieta en mi piel, y el cerebro como el corazón palidecen si llego a recobrar la cordura. Como autómata camino descalzo, este frío piso que espina mi caminar. Agito mis brazos sintiéndome pájaro o insecto con tal de no estar estático, pero una ráfaga de viento cálido desbarata el agitar de mis alas. Cambio sin pensar el rumbo de mi camino, un haz de luz se atraviesa frente a mi, me sobresalto y el corazón se acelera. Vuelvo a retomar el camino pero ahora navego sin brújula en este mar de sueños. Despertar es una necesidad, es congruente pensar diferentes tú y yo Sigo en este desvarío de imágenes fluctuantes, que sordas ante mi se entrelazan haciendo un nudo, amarran mis sentidos que cansados del tintineo repetido se deshilan como un tejido arcaico. Mientras el susurro de un lamento cruza fugaz en el tiempo, parece un segundo ya perdido, jamás recuperado. Las luces nocturnales de mis soleadas playas braman con el golpeteo de las olas. Que locura es esta que ata, desata y desbarata, y en ocasiones aplasta. Qué ideas tan sutiles permean mis sentidos, hasta llegar a ti y ser parte de tu olvido.
No te vayas: No te vayas de mi ausencia,que al recordarte evocó con cada suspiro tu presencia. En mi despertar, está el loco sueño de ser poeta, pero es mi silencio quien mejor me describe. Solo atrapo como mariposa sin alas una a una las letras,ellas mudas solo un gemido que las alienta. Donde te haz perdido musa angelical? que te evoco con cada parpadear, alientas otro pensamiento con tu suspirar. Firmes siguen las intenciones de escribir unas líneas en tu recuerdo, en tu memoria, pero no sé si será pasajero este sueño o será eterno mi despertar.

Los comentarios están cerrados.

hogan outlet online hogan outlet online hogan outlet online hogan outlet online hogan outlet hogan outlet hogan outlet hogan outlet hogan outlet hogan outlet moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online woolrich outlet woolrich outlet peuterey outlet peuterey outlet peuterey outlet parajumpers pas cher parajumpers pas cher parajumpers pas cher